Agustinos (Zaragoza) del mundo
... BIENVENIDOS al punto de encuentro de la promoción 86-87,
de la Generación del 69 y de todos aquellos que en algún momento han estado con nosotros.

viernes, 30 de enero de 2009

Buen rollito

Esta semana no me han dado todavía el parte de asistencia a la cena, así que supongo que no habrá cambiado mucho. La semana que viene nos enteraremos de todo cuando nos vayan contando.

Pero antes de que nos pongamos con el lógico buen rollito post-cena ("qué bien lo pasemos, qué noche más güena, semos los mejores"), os traigo un mensaje que guardo desde Navidad. No encontré el momento de publicarlo antes y casi lo había olvidado, pero merece la pena. Es para recordarnos que sí, somos cojonudos, pero todo no era tan bonito.
Ésta es la respuesta de Winchur cuando le pedí un villancico original para Navidad; declinó la oferta pero me mandó estas perlas:
La verdad es que me has pillado con pocas ganas de villancicos. Si tú supieras la de misas de 11, 12 y 13:00 que me he chupado los domingos, con la guitarrica, durante mis años de fraile.
Ahora en serio, vaya encargos que se te ocurren. Tengo buenos recuerdos, muy buenos, de mucha gente (alumnos), pero lo verdad que aquellos años agustinianos, que para mí fueron 5 exactamente, no fueron lo que se dice una etapa maravillosa llena de alegría y aprendizaje.
Me cago en la mayoría de profesores, zancadilladores de chavales normales y corrientes, que lo que menos esperábamos eran cuatro hostias, pellizcos, patadas, en fin, maltrato a menores, social y familiarmente aceptado. Yo venía de un cole público en el cual no me habían tocado en la vida y me encontré con mis 12 añicos, recién aprendido a hacerme mis primeras pajillas, con semejante cuadra de cerdos rellenos de melocotón en almibar.
Y los ejercicios espirituales, por Dios, nunca mejor dicho, que comida de tarro tan bestial, siempre manipulándote con la culpa, el sexo, la adolescencia, etc.
¡Qué pena ser tan críos en manos de semejantes personajes!
Recuerdo el único año que fui de campamentos. Volviendo de una excursión nos cruzamos con una pandilla de chavales franceses con sus monitores. Al rato nos encontramos con su furgoneta francesa. Pobrecillos, los ejemplares monitores del campamento de Agustinos la dejaron destrozada, ruedas pinchadas, sillones rajados, cristales, uau, que gente más maja. Me quede acojonao: "Vibra, juventud nueva..."

En fin, un saludo para ti y los tuyos. Y si, te apetece, publícalo, sólo es una pequeña reflexión que me surje al intentar mirar con un poco de humor semejante encrucijada educacional.
Un abrazo a todos y a todas.

Si le hubiera puesto música, ya la leche.

3 comentarios:

Mani dijo...

Me cago en la leche, Winchur. Para una vez que escribes, es para despertar mis fantasmas del pasado...

La de ostias que me he llevado, los capones, las patillas arrancadas, las hora de campana, las copias de las p.... oxisales (que creo que tengo el record del mundo de copia de oxisales). Pero, ¿sabes qué? aquello lo veíamos normal. Porque nos han dado ostias desde bien niños.

Pero, ¡eso si! no es que crea que me las ganara (al menos, no todas), pero la mayoría de los que me conoceis sabeis que yo tampoco era una "hermanita de la caridad". ¿Rebeldía? Quizá. No he sido un alumno dócil. Pero creo que tienes razón, y que aquello fue una pasada....

De todas formas, aquello no me ha dejado ningún trauma (o eso creo). Realmente no guardo ningún rencor a nadie. Y esta entrada me ha recordado una película que, si no la has visto, te recomiendo: "Sleepers", con Brad Pitt de protagonista. No es la misma situación, pero refleja cómo los malos tratos a unos niños los marcaron para siempre y las consecuencias 20 años después. Me pareció fantástica.

Un abrazo, chaval. Y a ver si te pasas un día por la agencia y nos echamos un cafelote y ponemos a parir a media docena de cabronazos que tu y yo sabemos....

carlos dijo...

he tenido la oportunidad de ver este blog. animo y adelante, me parece genial que despues de tantos años hagais esto y antiguos alumnos del colegio os sigais viendo.Yo termine en el año 90.


Si debo decir que estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho. Pero yo aun podria decir peores cosas, no entiendo como todavia siguen dando clases algunos profesores. Yo he visto tirar a un alumno de EGB al suelo de las bofetadas. he visto reirse de un compañero por parte del profesor por leer mal una palabra y provocar la humillación hacia el alumno del resto de la clase. El pobre chaval leyó "aujero" en vez de "agujero".

O tenerte mejor estima si eres del equipo de futbol, cuando a ti no te dieron ni la oportunidad de presentarte a las pruebas, quiza por que no eras de la familia de los pelotas de los curas que fueras a la hora que fueras siempre estaban alli los padres. Vale no eran todos, pero unos cuantos habia.

A mi si os digo la verdad me han chocado la cabeza con otro compañero y he visto sacar sangre de una bofetada. O simplemente pasarse con un compañero o ser el objete de mas burlas por ser negro.

He sido testigo de un clasismo exagerado donde el buen estudiante era perfecto y el mal estudiante era lo peor. Mal estudiante no siempre significa ser una mala persona, lo normal es que si eres mal estudiante con 9 años es que eres vago, no un delincuente.

Personalmente los años que pase en agustinos solo son buenos por los compañeros que deje atras, pero ellos se podian meter el edificio mudejar por donde amargan los pepinos. Lastima que no esten los jardines para que fuera mas grande el gustazo.

Yo si os digo que hay algunas cosas que no es que me hayan traumatizado ni nada por que soy mayorcito, pero si he de decir que hubo momentos en los que me hicieron tener miedo de ir al colegio. Por que por dejarte el cuaderno de naturaleza en casa no es motivo para darte una bofetada en toda la cara. En algun curso de EGB iba al colegio con etres, os lo juro.

Cuando vi la web del colegio por primera vez tuve la tentación de escribir al correo de APA sobre algunos profesores para decirles como las gastaban pero no lo hice por que ahora las cosas han cambiado y ojala ahora tengan alumnos de estos que salen ahora en el telediario aunque lo dudo.

Me rio de las confesiones, lo primero las pajillas y luego bronca.

Me quedo con unas ganas de poder decir nombres............

Saber que un cura le dijo a una madre que lo mejor que podia hacer su hijo era dejar de estudiar por que el "el pobre no puede" y que se fuera a hacer FP. el chaval su madre lo sacó del colegio y ahora es ingeniero de telecomunicaciones, y esta carrera no la hace precisamente los tontos


En fin, termino de meteros este rollo pero no os podeis imaginar lo que me he desahoogado por que esto que os he contado no lo sabe practicamente nadie.

y mis padres gastandose dinero en psicologos por que esos profesores decian que no estudiaba y es que estaba acojonado como para centrarme

Un saludo

Ricardo dijo...

Bienvenido, Carlos. ¿otro vecino de San José?

me alegro de que el blog te haya sido útil para desahogarte, hay mucha gente con los recuerdos fotocopiados. supongo que para otros igual fue un lecho de rosas, nunca se sabe.

aunque no me voy a dedicar a seguir esa línea en el blog (si estoy en esto es por diversión), ya que lo comentáis vosotros... pues sí, menuda cuadrilla.

en general sólo recuerdo con simpatía a algún profesor de BUP, de los curas no quiero ni hablar, que me enciendo... a diferencia de Mani, yo sí guardo rencores. y misa y misa viene... ahora, cada vez que tengo que entrar en una iglesia se me pone mal cuerpo (entro para los entierros, por respeto; para bodas, bautizos y comuniones me encontraréis en el bar más próximo).

en fin, corto aquí antes de que coja carrerilla... lo dicho, Carlos, bienvenido y vuelve cuando quieras.